Si tienes amigos apasionados por la tecnología, seguro que has oído hablar del rooteo de Android. Este es un procedimiento mediante el cual es posible anular algunas limitaciones normalmente proporcionadas por el sistema operativo del robot verde y actuar de manera más detallada en la configuración de su teléfono inteligente o tableta.

En la práctica, esto se traduce en la posibilidad de utilizar aplicaciones para ajustar algunos parámetros avanzados, como el rendimiento del procesador; hacer copias de seguridad completas de aplicaciones y datos; mover aplicaciones a tarjetas microSD incluso cuando no estaría permitido y mucho más. Sin embargo, como pronto descubrirá, habilitar los permisos de raíz en un dispositivo tiene consecuencias importantes, como la anulación de la garantía en algunos casos; además, el procedimiento no está exento de riesgos y un solo error podría comprometer por completo el funcionamiento del teléfono inteligente o tableta.

En cualquier caso, si realmente te interesa profundizar en este tema, tómate unos minutos y lee detenidamente todo lo que tengo que explicarte al respecto: estoy seguro de que, al terminar de leer esta guía, tendrás entiende perfectamente cuáles son los beneficios y riesgos de la raíz y podrá tomar una decisión con total autonomía. Dicho esto, no me queda nada por hacer más que desearles buena lectura y ¡buena suerte!

Información preliminar

Rootear Android

Estoy seguro de que, si te encuentras en esta guía, es porque has descubierto que obtener permisos de root en Android desbloquea aún más las posibilidades de personalizar el sistema operativo, permitiendo intervenciones en partes delicadas del mismo después de instalar aplicaciones especiales.

Si, por un lado, esto es cierto, por otro debes saber que poner en práctica el procedimiento raíz requiere tiempo, paciencia y una precisión extrema: de hecho, un solo error en cualquier paso es suficiente para que el dispositivo quede irremediablemente inutilizable.

Entre otras cosas, rootear un dispositivo a menudo anula su garantía (dependiendo de las políticas del fabricante); además, el procedimiento de root implica casi siempre formatear la memoria de Android, con la consiguiente pérdida de datos personales.

Y no queda ahí: me gustaría decirte que desbloquear los permisos avanzados de Android hace que el dispositivo sea extremadamente vulnerable en términos de seguridad. Un toque de más es suficiente para permitir que una aplicación, incluso inconscientemente, actúe sobre partes delicadas de la memoria, que podrían contener datos personales o, peor aún, información de seguridad.

Además, tener permisos de root activos aumenta significativamente el riesgo de contraer malware como virus, troyanos, spyware o, peor aún, ransomware muy difíciles de erradicar (lo que podría tener consecuencias muy desagradables).

Entonces, incluso antes de hacer nada, evalúe cuidadosamente los riesgos y beneficios y evalúe si la raíz realmente puede ser adecuada para usted; además, si no tienes mucha experiencia con el mundo de Android, te recomiendo que te ayudes con una persona que sepa más sobre el tema, al menos al principio: esto sin duda limitará la posibilidad de problemas causados ​​por la inexperiencia. o, peor aún, distracción.

Cómo rootear Android

Cómo rootear Android

Después de comprender los riesgos y beneficios de rootear Android, ha llegado el momento de explicarte, en la práctica, cómo lograr este resultado.

Básicamente, para obtener permisos de root, es necesario seguir una secuencia de acciones bien definida, que requiere la disponibilidad de una computadora: a continuación, enumerará los pasos principales.

En primer lugar, en el PC desde el que actuar, necesitas descargar tres elementos fundamentales: ADB, la utilidad de Android que te permite dar comandos desde tu ordenador; fastboot, la herramienta oficial para poder operar sobre el área de arranque del dispositivo; y los controladores del propio dispositivo, para garantizar que sea reconocido.

A continuación, es necesario activar el modo de depuración USB en el dispositivo, para permitir la comunicación y la adquisición de comandos desde la computadora; Una vez hecho esto, es necesario desbloquear el gestor de arranque del dispositivo Android, que es el componente de memoria que gestiona el inicio del sistema operativo. Esta operación, sin embargo, implica la pérdida completa de los datos presentes en la memoria, por lo que siempre es recomendable realizar una copia de seguridad preliminar de los mismos, antes de continuar.

Desafortunadamente, algunos procedimientos de desbloqueo del cargador de arranque requieren la autorización del fabricante del dispositivo, luego de obtener un código; este procedimiento puede no ser inmediato. Algunos smartphones, como los de la línea Android One, permiten desbloquear el bootloader de forma inmediata, vía fastboot, simplemente activando una opción específica en el menú de desarrollador.

Después de desbloquear el gestor de arranque, puede continuar con la instalación de la Recuperación personalizada: si nunca había oído hablar de él, es un pequeño sistema operativo independiente de Android, que le permite escribir directamente en los archivos del sistema (operación de flasheo) y llevar algunas otras acciones de emergencia.

Finalmente, debe descargar la aplicación para obtener la raíz y actualizarla usando la Recuperación instalada previamente: en el próximo reinicio del dispositivo, los permisos de raíz finalmente estarán disponibles.

Como habrás notado, el procedimiento que te he mostrado hasta ahora es absolutamente genérico y no contiene ninguna referencia a aplicaciones, programas o dispositivos específicos: el mundo de Android está extremadamente fragmentado y cada teléfono inteligente o tableta necesita un procedimiento específico para realiza las operaciones que te he indicado hasta ahora.

Por este motivo, no puedo proporcionarle un procedimiento válido para todos los modelos de teléfonos inteligentes, sino solo «directrices» aplicables en general. No obstante, para que os hagáis una idea de cómo se completa el procedimiento de root, os puedo explicar cómo actuar en un modelo concreto de smartphone de mi equipo, el Xiaomi Mi A1, desde el sistema operativo Windows, utilizando el TWRP Recovery y el aplicación para la raíz Magisk.

Para tu información, el Xiaomi Mi A1 es un dispositivo perteneciente a la línea Android One, es decir, dispositivos cuyo bootloader se puede desbloquear “sobre la marcha”, directamente con fastboot; el procedimiento que voy a ilustrar es fácilmente replicable en otros smartphones Android One y en los de la familia Pixel, salvo pequeños detalles funcionales (como la instalación de los drivers exactos para el dispositivo y la descarga de la versión específica de TWRP).

Descargar ADB, Fastboot y drivers

Rootear Android

Para desbloquear el gestor de arranque e instalar el Recovery personalizado, es imprescindible descargar previamente las herramientas Android ADB y Fastboot: en términos sencillos, ADB permite realizar una serie de operaciones en el dispositivo, directamente desde el ordenador, mientras que Fastboot le permite operar en partes externas a Android.

Ambas herramientas están incluidas en Android Studio pero, para simplificar, utilizaremos una versión «minimal» de la misma, que se puede descargar directamente desde el foro de XDA: para obtenerla, conectado a este sitio web, haga clic en Descargar versión XXX Portable y luego en los botones Descarga principalyHaga clic aquí para iniciar la descarga, ubicados en la página siguiente, para descargar el archivo comprimido a su computadora. Una vez que se complete la descarga, extraiga el archivo a una carpeta de su elección, conveniente para recordar: lo necesitará más tarde.

En este punto, puede ser necesario instalar los controladores Fastboot específicos para el dispositivo en tu poder: en mi caso, puedes lograrlo descargando la herramienta oficial Mi Unlock, que te permite obtener los controladores mencionados con solo un clic.

Para obtenerlo, conectado a esta página de Internet, haga clic en el botón Descargar Mi Unlock y espere a que el archivo se descargue en su computadora; ahora, extraiga el archivo comprimido en la carpeta que prefiera, ábralo y ejecute el archivo miflash_unlock.exe que contiene.

Ahora, haga clic en el botón Aceptar y, cuando aparezca la pantalla de inicio de sesión en Mi Cuenta, haga clic en el símbolo de engranaje ubicado en la parte superior derecha y luego en el botón Verificar, ubicado en la redacción Haga clic en el botón para instalar la unidad. Finalmente, haga clic en el botón dos veces consecutivas y, cuando aparezca el mensaje Conectar dispositivo nuevamente, conecte el teléfono inteligente a la computadora mediante el cable USB y espere a que se complete la instalación del controlador. Finalmente, haga clic en el botón Cerrar y cierre la ventana Mi Unlock.

Desbloquear el gestor de arranque

Rootear Android

Ahora bien, para operar en el dispositivo en modo ADB/Fastboot, es necesario habilitar las opciones de desarrollo de Android. Para tener éxito en la empresa, abra la configuración del sistema operativo, tocando el símbolo de engranaje ubicado en la pantalla de inicio o en el cajón del dispositivo, acceda a las secciones Sistema> Acerca del teléfono y toque siete veces consecutivas en la palabra Número de compilación, hasta ve un mensaje que le notifica que se ha convertido en desarrollador.

Una vez hecho esto, vuelva al menú anterior, acceda a las secciones Avanzadas > Opciones de desarrollo y mueva la palanca relativa al ítem Depuración USB de OFF a ON, respondiendo afirmativamente al aviso que se muestra a continuación.

Ahora bien, dado que estamos operando en un teléfono inteligente perteneciente a la línea Android One, es posible prepararlo inmediatamente para desbloquear el gestor de arranque, sin tener que solicitar autorización al fabricante (lo que sucede, sin embargo, para fabricantes como Sony, Motorola y El propio Xiaomi., para smartphones que no pertenezcan a la línea «Mi A»): para ello, de nuevo desde el menú Opciones de desarrollo, mueva la palanca relativa al elemento de desbloqueo OEM de OFF a ON y responda afirmativamente a la siguiente advertencia. Tenga en cuenta que, después de esta operación, se desactivarán todos los mecanismos de protección avanzada del sistema.

Si el fabricante de su teléfono inteligente no proporciona instrucciones oficiales para desbloquear el sector de arranque de Android, le recomiendo que busque en Google frases como desbloquear el cargador de arranque [marca y modelo del dispositivo].

Ahora está listo para actuar: mantenga su teléfono conectado a su computadora, vaya a la carpeta de herramientas ADB / Fastboot que extrajo anteriormente, haga doble clic en el archivo ejecutable cmd-here, para abrir una ventana del símbolo del sistema, luego escriba dentro del comando adb devicesy presione Entrar.

Después de unos momentos, debería aparecer una solicitud de autorización para la comunicación con la computadora en el dispositivo Android: coloque la marca de verificación junto al elemento Permitir siempre desde esta computadora, visible en la pantalla de Android, y toque el botón Aceptar para proporcionar lo necesario permisos

Una vez hecho esto, regrese a la ventana del símbolo del sistema, emita la instrucción nuevamente adb devicesy verifique que el dispositivo se reconozca correctamente (verá aparecer la palabra dispositivo en correspondencia con su ID).

Para reiniciar el dispositivo en modo Fastboot, emita el comando adb reboot bootloadere ingrese: después de esta operación, el dispositivo Android debe reiniciarse instantáneamente y acceder al gestor de arranque.

Cuando lo encienda, aún en el símbolo del sistema, emita el comando fastboot devicesy verifique que la terminal se reconozca correctamente. Para desbloquear el gestor de arranque, tenga en cuenta que esta operación eliminará el contenido de la memoria, emita el comando fastboot oem unlocke ingrese: dentro de unos momentos, el teléfono inteligente debería reiniciarse varias veces y restaurar la memoria, lo que podría demorar unos minutos.

Arrancar inmediatamente después del reinicio puede llevar mucho tiempo; no se preocupe, esto es completamente normal. Además, lo más probable es que antes de cada arranque futuro veas un mensaje de advertencia inquietante sobre los riesgos que conlleva desbloquear el gestor de arranque.

En cualquier caso, una vez realizado el primer procedimiento de puesta en marcha, realiza la configuración inicial del dispositivo y habilita de nuevo las opciones de desarrollo y depuración USB, como te indiqué anteriormente. No desconecte su teléfono ni cierre la ventana del símbolo del sistema; lo necesitará en breve.

Instalar la recuperación personalizada

Rootear Android

El siguiente paso es instalar el Recovery personalizado: en este sentido, me gustaría recomendar el TWRP, uno de los mejores de la categoría, equipado con una interfaz adecuada incluso para los menos experimentados (con soporte para pantalla táctil) y constantemente actualizado por el equipo de desarrollo.

Para obtener el archivo más adecuado para su dispositivo, conectado a la página principal de TWRP, haga clic en el elemento Dispositivos ubicado en la parte superior y use las siguientes páginas para indicar la marca y el modelo de su dispositivo; si lo prefieres, puedes ayudarte del campo de búsqueda situado en la parte superior. Preste mucha atención a esta elección: descargar y flashear un archivo incorrecto puede comprometer irreparablemente el funcionamiento de su teléfono inteligente o tableta.

Una vez en la página de descarga, haga clic en el botón Principal (Europa) ubicado en el cuadro Enlaces de descarga y descargue el archivo más reciente, en formato .img, utilizando los enlaces de la página siguiente. Una vez que tengas el archivo, cópialo en la carpeta ADB/Fastboot.

Ahora, retome el símbolo del sistema abierto anteriormente y emita el comando adb devices, para verificar que el dispositivo Android ha sido reconocido nuevamente (si es necesario, autorice la comunicación respondiendo afirmativamente al mensaje que aparece en la pantalla del mismo). Ahora, reinicie el teléfono inteligente en Fastboot nuevamente, emita el comando adb reboot bootloadery verifique que el dispositivo haya sido reconocido correctamente, escribiendo el comando fastboot devices.

En este punto, emite el comando fastboot getvar current-slotpara ubicar la partición activa: el TWRP debe estar instalado en la que no lo está. Entonces, si la salida del comando anterior es current-slot: b, deberá actuar en la partición a.

Rootear Android

Suponiendo, por lo tanto, que la partición a es la que actualmente no está activa, emita el comando fastboot flash boot_a nomefile.img, reemplazando X con el nombre del archivo TWRP copiado hace un rato (por ejemplo, twrp-3.5.0_9-0 -tissot.img) y presione la tecla Enter en el teclado, para copiar la Recuperación en el sector de arranque de Android. Finalmente, configure la partición en la que actuó como activa emitiendo el comando fastboot set_active a(o b, según sea el caso).

¡Finalmente aquí estamos! En este punto, mantenga presionada la tecla Volumen + del dispositivo Android y, al mismo tiempo, emita el comando fastboot rebooten el símbolo del sistema para reiniciar en modo de recuperación.

Al iniciar TWRP por primera vez, toque el botón Seleccionar idioma, coloque la marca de verificación junto al elemento italiano y toque el botón Aceptar; luego, coloque la marca de verificación junto al elemento No volver a mostrar esta pantalla al inicio y toque el botón Mantener solo lectura. La gran parte finalmente está hecha: ¡finalmente puede usar su nueva recuperación para obtener permisos de root! Ahora puede cerrar la ventana del símbolo del sistema, pero no desconectar el teléfono de la computadora.

Rootear el dispositivo

Rootear Android

Finalmente, solo tienes que descargar la aplicación que te permite obtener permisos de root y flashearla a través del TWRP. Primero, monte la memoria del teléfono inteligente en la PC, para que pueda copiar archivos dentro de ella: por lo tanto, toque el botón Montar visible en la pantalla TWRP, coloque la marca de verificación junto al elemento Datos y toque el botón Habilitar modo MTP, para hacer el la computadora reconoce la memoria del teléfono.

Ahora, regrese a su computadora y descargue Magisk, la herramienta que elegí para habilitar los permisos de raíz: para descargarla, conéctese a esta página web y haga clic en el enlace Magisk-vxx.zip, ubicado en el cuadro Activos. Cuando se complete la descarga, copie el archivo obtenido en el archivo interno del dispositivo Android, al que puede acceder abriendo el Explorador de archivos y yendo a Esta PC> [nombre del dispositivo]> Archivo interno.

Después de este paso también, regrese a Android TWRP, toque el botón Deshabilitar MTP y toque el botón Atrás (el que tiene forma de triángulo que se encuentra en la parte inferior izquierda), para regresar a la pantalla principal de Recuperación; finalmente, toque el botón Instalar, toque el nombre del archivo copiado anteriormente (por ejemplo, Magisk-v21.4.zip), coloque la marca de verificación junto a Reiniciar después de que se complete la instalación y deslice de izquierda a derecha en la diapositiva para instalar bar, para iniciar el proceso y reiniciar el dispositivo cuando finalice.

¡Terminamos! Si todo salió bien, los permisos de root deberían haberse desbloqueado permanentemente. Para verificar esto, descargue la aplicación Root Checker de la tienda de su dispositivo, ábrala y acepte usar permisos de root.

¿Qué opinas?

Escrito por Wombat

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Cómo ver quién guarda tus fotos en Instagram

Cómo conseguir gemas gratis en Clash